Ernesto Alba, un leninista para liderar el PCA

Estamos ya llegando al final de nuestro proceso congresual y, lo cierto es que, según avanzamos en el XII Congreso del PCA, cada noticia y cada documento que llega a mis manos me ilusiona más, y me gustaría explicar por qué:

  • Los retos que nos marcamos

Los documentos congresuales plantean tres elementos clave que, desde mi punto de vista, son fundamentales:

  1. Un partido leninista y sectorial: Declarando claramente una estrategia de ruptura con el régimen, y adecuando su estructura interna en torno a los conflictos y no en torno a territorios electorales.
  2. Hacia la feminizacion del partido: Haciendo de la lucha contra el patriarcado una prioridad estratégica y desarrollando dinámicas organizativas que permitan luchar contra el machismo, también dentro del partido.
  3. Recuperar las plenas competencias del partido y avanzar hacia el centralismo democrático

Tres grandes ideas que necesitan de una revolución en la cultura organizativa del partido si queremos llevarlas a cabo. Un cambio en la forma de hacer las cosas que ya hemos empezado a poner en práctica.

  • Recuperando el leninismo frente al “marxismo-cafelismo”: Más allá del folclore, una nueva forma de trabajar

Otro elemento novedoso en este congreso ha sido la constitución de una comisión que pretendía negociar la conformación de la nueva dirección en torno a criterios políticos, y no exclusivamente territoriales y personales.  Se ha constituido oficialmente una comisión de candidaturas que ha llamado a sentarse a aquellos sectores del partido que han demostrado llevar la iniciativa para formar parte de la nueva dirección; donde antes de hablar de nombres se ha querido hablar de las prioridades políticas, organizativas y métodos de trabajo de los que deberá dotarse el próximo órgano que dirija nuestro partido.

La comisión de candidaturas ya no es alguien de la dirección correteando por el salón del congreso con una lista en la mano y negociando cupos de personas con los representantes provinciales. Por el contrario, ha mantenido importantes debates a lo largo de varias reuniones cuyas conclusiones y acuerdos han sido públicas y enviadas a la militancia.

Es evidente que queda mucho camino que recorrer, y habrá que seguir afinando estas herramientas para garantizar la plena participación de la militancia, pero parece que poco a poco vamos abandonando las dinámicas que en otro artículo definí como “marxismo-cafelismo”.

  • Los cuadros que necesitamos para el Partido que queremos

Hace poco leí un artículo que hablaba sobre la necesidad de tener a “pegacarteles” en la dirección del partido; no visto como algo negativo sino todo lo contrario, como el símbolo del militante de base que más sabe sobre lo que supone el trabajo cotidiano de la mayoría de la militancia. Y estoy absolutamente de acuerdo, necesitamos dirigentes que hayan estado en el día a día del trabajo militante, que conozca sus capacidades, sus problemas y sus potencialidades desde una perspectiva realista. Necesitamos cuadros dedicados al 200% al re-impulso organizativo del partido, dedicándose en cuerpo y alma a la revolución organizativa que necesitamos; más preocupados en ir a explicar la linea política y los métodos de trabajo a las agrupaciones que en ser imagen mediática o cargo público.

Porque cambiar la forma en la que hacemos las cosas, tanto para lo interno como para lo externo, no es algo que pueda realizarse por decreto estatutario, ni se logra enviando circulares a las agrupaciones. Es necesario aplicar lo que decía Álvaro Cunhal, que “dirigir no es mandar, ni comandar, ni dar órdenes, ni imponer. Es, ante todo, conocer, indicar, explicar, ayudar, convencer, dinamizar.” Que “una cualidad esencial en un dirigente comunista es la conciencia de que siempre tiene que aprender, siempre tiene que enriquecer su experiencia, siempre tiene que saber escuchar a las organizaciones y los militantes que dirige.”

Necesitamos gente en la dirección que haya currado desde la base, pero sobre todo necesitamos que también sean constructores de partido. Que tengan claro el partido que tenemos hoy, y hacia el que debemos ir; que tengan tiempo y ganas de recorrerse Andalucía sin descanso para poner a andar a un partido al que todavía le falta músculo organizativo. Que sean pedagógicos y empáticos, y exijan una disciplina consciente hacia los acuerdos de los órganos.

Para mi, y sin menospreciar en absoluto la capacidad de otros camaradas, ese perfil lo cumple perfectamente el camarada Ernesto. ¿Y por qué? Porque es un cuadro político todo-terreno.

Porque sus años en la juve le enseñaron cómo hacer pancartas y organizar pegadas, le enseñaron a intervenir en frentes y movimientos sociales como militante de base. Porque también aprendió a organizar a sus camaradas desde estructuras debilitadas, en constante reflexión por mejorarlas y hacerlas útiles. Porque allí aprendió a dirigir una organización bajo los principios del centralismo democrático con los valores que nos enseñó Cunhal.

Y porque Ernesto no sólo sabe de activismo, también sabe sobre cómo deben actuar los comunistas en las instituciones. Su experiencia como concejal de Conil le hizo conocer los límites de las instituciones burguesas, pero también sus grietas, desarrollando presupuestos participativos desde el gobierno municipal, haciendo en la práctica eso tan teorizado de “ser fuerza de calle y de gobierno”, pero que pocos han sabido aplicar desde la lógica del poder popular.

Ernesto no es ningún “torpedo del viejo aparato que mandan desde IU para controlar al PCA”. Él ha sido uno de tantos cuadros promocionados desde la UJCE leninista que el partido no supo aprovechar, una de tantas comunistas con una gran formación política, capacidad de trabajo y cultura organizativa que no entraba en los órganos de dirección del partido por no tener “influencia”, es decir, por no tener un pequeño ejército de delegados territoriales a su espalda con el que exigir su cupo en los órganos.

Los que seguíamos en las Juventudes Comunistas veíamos con cierta frustración como se formaban grandes cuadros comunistas que acababan como afiliados al PCE sin tarea alguna, sin que sus capacidades fueran reclamadas por un partido que parecía sentirse cómodo en su inactividad como tal. Salvo contadas y heroicas excepciones, vimos como todo ese potencial político y humano sólo era reclamado desde los órganos de IU, que los requerían como cuadros técnicos porque “estos chavales curran bastante bien”.

Por eso, me resulta tan gratificante su candidatura a la Secretaría General del PCA. Porque ya va siendo hora de que el PCE llame a filas a sus cuadros leninistas, formados durante todos estos años con la finalidad de reconstruir nuestro partido y hacerlo una herramienta útil para la lucha de nuestra clase.

  • Un debate constructivo que nos permita avanzar

Veo a grandes camaradas defender diferentes candidaturas para este congreso, todas y todos muy necesarios para este gran proyecto de reconstrucción. Nos merecemos un debate sano y sincero más allá de las caricaturas que se hacen del otro y que suelen estar presentes en este tipo de procesos.

Veo camaradas indispensables apoyando candidaturas diferentes a pesar de que políticamente parecen defender prácticamente lo mismo, por lo que resulta un poco frustrante no haber podido lograr, hasta ahora, una candidatura de unidad para la necesaria revolución organizativa. También veo que ninguna de las dos está exenta de contradicciones.

Sólo espero que esta división momentánea pueda generar una posterior unidad en el trabajo a la hora de aplicar lo acordado en este congreso, que juntos podamos superar las contradicciones y seguir avanzando hacia el partido leninista que queremos, construyendo equipos, transformado al partido en una herramienta de lucha bien afilada.

 

 

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s