Carta abierta de un militante a la dirección del Partido Comunista de Andalucía: El Partido se construye desde abajo

Esta mañana me llegó a mi correo electrónico una carta abierta a la ciudadanía de Antonio Romero, presidente honorífico del Partido Comunista de Andalucía. Al principio todo parecía normal, dado que el camarada Romero suele enviar por este medio sus reflexiones sobre la actualidad política, las cuales son siempre de agradecer. Por lo general siempre he sido muy fan de sus intervenciones en los órganos del partido, llenas de anécdotas que, a pesar de su tono jocoso, están llenas de sabiduría.

Sin embargo su última carta no ha podido causarme más decepción; y no precisamente por su contenido, sino porque demuestra ser el síntoma de una cultura política interna viciada y
antidemocrática. Y es que resulta que el camarada Romero nos envía una carta encabezada por el logo del partido (como si fuera un documento oficial) y firmada en calidad de Presidente de honor del partido, en la que muestra su apoyo a la candidatura de Elena Cortés a la Secretaría General. Más allá de lo que supone romper con la neutralidad que debería tener un cargo honorífico, al menos en el uso del mismo, lo que más llama la atención es ver a una persona apoyar una candidatura que, a día de hoy, no se ha presentado ni al público ni a la militancia del partido. Y es que todo apunta a que una vez más la propuesta de dirección no nace como parte de un debate entre la militancia, una vez más no se permite a las agrupaciones de base poner en valor a sus propios cuadros políticos forjados en el trabajo cotidiano de las comunistas.

Sin entrar a profundizar en las reticencias que personalmente tengo frente a dicha candidatura(como la contradicción que supone declarar la necesidad de un partido volcado en el conflicto social y la calle, pero dirigido por personas que llevan décadas siendo cargos públicos), creo que es necesario poner en evidencia la cultura del “marxismo-cafelismo” que existe a día de hoy en la dirección del partido. Una cultura de irrelevancia orgánica y primacía de los espacios informales, de decisiones tomadas en el bar frente a la sede, una cultura donde la militancia no forma parte de la toma de decisiones, sino que “es consultada” con cierta periodicidad ante decisiones ya tomadas de facto. La cultura de convocar “el almuerzo de los barones” para llegar a acuerdos de forma previa a que se convoquen los órganos del partido, que pasan a ser simples teatros donde representar una liturgia que dice lo que la militancia quiere oír, para después hacer otra cosa distinta.
Durante los dos años en los que formé parte de la dirección del PCA, en representación del cupo de la Juventud Comunista, pude ser testigo directo de cómo muchos acuerdos del partido quedaban en papel mojado, de cómo algunos de los principales dirigentes que públicamente apoyaban acuerdos declaraban en privado su disconformidad con los mismos, y desarrollaban una práctica política contraria a lo acordado. Durante todo ese tiempo no me perdía una sola reunión, y sin embargo, tenía la sensación de que no me enteraba de la mitad de las cosas. ¿Como era eso posible? Si estaba presente en todos los órganos… ¿por qué siempre tenía la sensación de que iba dos pasos por detrás? ¿Por qué había gente que sin pertenecer a la dirección disponía de más información que yo, que acudía sin falta a cada convocatoria de reunión?

Siendo honestos, no pretendo achacar estos déficits a “la maldad” de tal o cual dirigente; creo que lo más lógico es hablar de una cultura política que lleva décadas inserta en las dinámicas internas del partido, de una inercia que parece atrapar a cuantos llegan a espacios de dirección, salvo contadas excepciones de quienes (como los cuadros que provienen de la UJCE, o de los movimientos sociales) han podido desarrollarse políticamente en espacios con dinámicas más participativas.
Es por eso que me dirijo a vosotras y vosotros, camaradas, porque acabar con estas dinámicas es una tarea pendiente, no para la próxima dirección, sino para cada militante del partido. El próximo congreso es una oportunidad magnífica para recuperar un partido verdaderamente útil para la lucha de la clase trabajadora, dispuesto a ser una herramienta de lucha y organización popular, superando esta fase de “grupo de presión en IU” que no parece terminar nunca. Se trata de que seamos conscientes de que tenemos un duro reto por delante, cambiar la forma en la que hacemos las cosas, reflexionar sobre cómo hacer que cada militante se sienta protagonista en la construcción del proyecto, sobre el papel de las direcciones y sobre la participación y control en la toma de decisiones.
Se trata en definitiva, de iniciar una revolución cultural a lo interno del partido. Un cambio en la metodología interna que nos permita ser una herramienta útil para intervenir en la sociedad. Y aunque como ya se ha comentado esta no puede ser una tarea exclusiva de la próxima dirección, el papel de la misma resultará clave en el éxito o fracaso de esta más que necesaria revolución organizativa; por lo que en conclusión, sólo me queda decir que esta dura tarea no podrá completarse bajo una dirección prefabricada bajo las mismas lógicas oscurantistas que venimos sufriendo desde hace años.
Nuestro partido está lleno de mujeres y hombres de gran capacidad política, ya va siendo hora de que les demos una oportunidad y renovemos la dirección como paso previo y necesario a la construcción de un verdadero partido revolucionario con la mente puesta en la construcción del socialismo, y no sólo en la próxima iniciativa parlamentaria.

Camarada Antonio, desde el aprecio que te tengo, he de decirte que al contrario de lo que expresas en tu carta, Elena Cortés no es “nuestra candidata”. Puede que sea la tuya y estás en tu derecho, pero “nosotros”, la militancia del PCA, no hemos participado en ese debate que para algunos parece que se ha cerrado antes de abrirse.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s