La bajada del paro, o cómo 1 de cada 4 dentistas recomiendan chicles CON azúcar

Esta semana hemos podido escuchar nuevas cifras sobre el desempleo en España, anunciadas con bombo y platillo por los grandes medios de comunicación, contentos de poder dar una cifra positiva tras tantos meses (o años) haciendo lo contrario. El gobierno sale a la palestra hablando de que se trata de “el mejor Mayo en los últimos 16 años”, con una bajada del paro que casi roza las cien mil personas. Rápidamente aparecen los voceros de la derecha en todos los programas de tertulia (incluida la sexta, por supuesto), anunciando que las medidas de Rajoy en materia laboral empiezan a dar sus frutos; que la flexibilización/precarización del mercado laboral está incentivando la creación de empleo y que, a pesar de ser Mayo un mes de contrataciones, este año ha sido especialmente bueno gracias a esto.

Tras esto, pasamos a ver imágenes de entrevistas a personas que acaban de entrar a trabajar en un hotel, o en un restaurante, contando feliz que por fin parece que la cosa se está arreglando. Y tras toda esta tralla mediática, más la indiscutible cifra oficial que nos ofrecen pensamos: “Se han creado casi cien mil puestos de trabajo” ¿Pero es eso cierto?

La estadística, y en general los datos sociales que se recogen en todo tipo de encuestas y estudios, no son una realidad simple y objetiva que dice LA VERDAD. Por lo general, se trata de indicadores que reflejan una realidad muy concreta, y una determinada forma de medirla. De los datos que recoge un indicador, no podemos sacar conclusiones claras si no comprendemos la metodología que se ha usado, ni qué mide exactamente ese indicador. Y este es precisamente el fallo que muchas personas han cometido hoy, tal y como explicábamos anteriormente.

Los datos que se nos han ofrecido hoy sobre el mes de Mayo, son los de Paro Registrado en las oficinas de empleo. Estos datos sólo contemplan a aquellas personas que hayan ido personalmente a registrarse en esa base de datos, y que además, mantengan una asistencia periódica demostrando que se encuentran en modo activo de búsqueda de empleo, el cual se demuestra en torno a un proceso que no merece la pena explicar aquí. Esta cifra, que es la que suele darse en los medios cuando se habla del número de personas desempleadas en España, es muy diferente a la de las personas que realmente están paradas; pues como hemos comentado sólo recoge a las que siguen un proceso burocrático determinado.

Una vez aclarado esto, entendemos que la información que realmente nos han dado es que casi cien mil personas han sido dadas de baja en esta lista. Si bien, los motivos pueden ser varios. Uno de ellos es que hayan encontrado trabajo, pero no el único. También entrarían ahí aquellas personas que, por cualquier motivo (olvido, desencanto) no han ido a renovar su cartilla. También entrarían todas aquellas personas (que no son pocas) que han salido del país en busca de un futuro mejor en el extranjero…etc. Es decir, que es absolutamente FALSO que se hayan creado cerca de cien mil empleos, y que con los datos que nos ofrecen nos es imposible saber si esas personas se han dado de baja por encontrar trabajo, por huir del país, o simplemente por no ir a renovar sus datos a las oficinas públicas de empleo.

Esta es precisamente la razón de que existan cifras tan diferentes entre los datos recogidos por la Encuesta de Población Activa (EPA) sobre el paro, y las que ofrece el Servicio Público de Empleo (SEPE). La EPA es una encuesta que se realiza sobre una muestra de población representativa, cuyos datos se extrapolan en base a cálculos al resto del estado. Suele identificar a más personas desempleadas dado que no sólo cuenta a las que se registran en el SEPE, sino a todas aquellas que declaran encontrarse en esa situación y buscando empleo. Para una persona que está en el poder la mejor forma de bajar el paro, es cambiar la forma de medirlo.

Como vemos, nunca podemos aceptar a la ligera unos datos, o sacar conclusiones directas de los mismos sino comprendemos bien qué miden y cómo lo hacen. Las cifras siempre pueden malinterpretarse (muchas veces de forma maliciosa e intencionada) y debemos tener una actitud crítica y escéptica antes de aceptar cualquier información.

Sino, ante aquel anuncio de chicles que aseguraba que tres de cada cuatro dentistas recomendaban chicles sin azúcar, podíamos concluir que uno de cada cuatro, recomendaba chicles con azúcar.

 

Galería | Esta entrada fue publicada en Sociología. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La bajada del paro, o cómo 1 de cada 4 dentistas recomiendan chicles CON azúcar

  1. adolfo serrador lozano dijo:

    muy interesante, me gusta el articulo. ¿pero la publicidad es necesaria?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s