¿Y qué es eso del leninismo? Algunas ideas básicas

La gran mayoría de las organizaciones que se declaran comunistas, suelen definirse como “marxista-leninistas”. ¿Pero que quiere decir esto?

Ya hemos explicado en artículos anteriores que el marxismo es un método de análisis, que parte de una serie de posicionamientos filosóficos (materialismo, dialéctica) y que además tiene una clara intención emancipadora; sus análisis deben servir para criticar y destruir el sistema capitalista en este caso. ¿Pero que es eso del leninismo?

El leninismo es una forma de concebir la organización de los comunistas. Con el marxismo tenemos la herramienta que nos ayuda a comprender la realidad, ahora necesitamos otra que nos permita transformarla. El leninismo implica una forma de entender la lucha social, de cómo organizarla y desarrollarla de la forma más eficiente posible; más concretamente, es una forma de entender cómo los comunistas debemos organizarnos dentro de la lucha social, que evidentemente trasciende de nuestras propias filas. ¿Y en qué consiste?

La idea fundamental del planteamiento de Lenin es que el Partido Comunista, entendido como un partido de vanguardia, no pretende ser una fuerza que “represente” a la clase obrera. Lo que se pretende es crear un partido para organizar la revolución, es decir, crear una organización desde la que desarrollar estrategias conjuntas de acción en los diferentes conflictos y frentes de lucha. No debemos por tanto entender el partido comunista (en su versión leninista) como una fuerza electoral que busca tener un apoyo en forma de votos, sino como un espacio de coordinación de los revolucionarios y revolucionarias, con el objetivo de acordar estrategias comunes que permitan derrocar al sistema en su conjunto.

– Un partido de cuadros

Desde la perspectiva leninista, suele decirse mucho que el partido comunista es una organización de militantes y no de afiliados, ¿qué queremos decir con esto? Mientras que un afiliado es aquella persona que forma parte de una organización, paga su cuota y apoya a la misma en las convocatorias que ésta suele plantear, un militante es aquella persona que es parte activa de la organización y participa en el desarrollo cotidiano de su linea política. Lo que nuestro amigo Vladimir (Lenin) quería era una organización de gente comprometida con la causa revolucionaria, que mantuviera una actitud activa tanto en las cuestiones organizativas internas, como en el desarrollo de la estrategia acordada hacia lo externo. Ser comunista no significa por tanto llevar camisetas del Che Guevara y acudir a alguna que otra manifestación, sino que supone un fuerte compromiso con la lucha; es por esto que los y las comunistas buscamos convertirnos en gente muy formada tanto en cuestiones prácticas como teóricas, es decir, convertirnos en cuadros políticos.

Ser un cuadro político significa tener las herramientas (teóricas y prácticas) que nos permitan incidir en la realidad de forma eficaz. Un cuadro político es aquella persona que logra analizar las potencialidades y debilidades de cada situación, que es capaz de marcar estrategias en lo concreto dentro de una estrategia más general, que actúa de forma minuciosa y sistemática; es decir, que actúa con la cabeza más que con el estómago. No se trata, por tanto, de aplicar nuestros ideales en abstracto, sino de saber CÓMO aplicarlos.

Cuando Lenin plantea crear un partido de cuadros, lo que pretende es unificar en la misma organización a los líderes/referentes de las diferentes luchas sociales; coordinar a los elementos más “avanzados” de la clase obrera para poder desarrollar una estrategia común que logre unificar todos los frentes (sindical, político, vecinal…etc) y enfocarlos hacia la superación del sistema.

– Un partido de vanguardia

Es común ver en los textos del movimiento comunista, que nuestra organización debe erigirse como “la vanguardia” de la clase obrera. Este concepto ha sido infinitamente malinterpretado por mentes cuadradas y dogmáticas, por lo que resulta muy necesario hacer una reflexión sobre el mismo.

En un ejército, la sección de vanguardia es aquella que va por delante del grueso del mismo. Su misión es la de recabar información que ayude al conjunto del ejército a maniobrar de la mejor forma posible y a prepararse en caso de que se encuentren con tropas enemigas.

Cuando hablamos de que los comunistas debemos ser la vanguardia del movimiento obrero, lo que queremos decir es que debemos ser los que, en primer lugar, realicen análisis de la situación general que vayan más allá del análisis del conflicto concreto. Y en segundo lugar, proponer formas concretas de actuación ante la situación descrita. Por tanto, la labor que debemos tener los y las comunistas es la de saber conectar los conflictos concretos (bajos salarios, acceso a la vivienda, falta de democracia…etc) con el conflicto general contra el sistema; hacer ver a las personas implicadas en dichos conflictos que la causa última de los mismos se encuentra en el sistema capitalista. Y por otro lado, saber proponer una estrategia que permita trascender esas luchas concretas hacia una lucha general contra el sistema.

Sin embargo, hay quienes piensan que “ser la vanguardia” significa estar por encima del resto, como si el hecho de tener el carnet del partido te otorgara una especie de superioridad intelectual sobre las demás personas u organizaciones. Declararte comunista no te convierte en vanguardia, esa condición no puede ser auto-proclamada sino que deben ser los mismos trabajadores quienes te identifiquen como tal. Y para eso, los y las comunistas debemos convertirnos en los referentes dentro de nuestros ámbitos concretos de actuación, y esto sólo se logra mediante el trabajo continuado y comprometido. Tal y como dijo el Ché Guevara, “el socialismo es la ciencia del ejemplo”, por lo que ser vanguardia significa estar siempre en la primera linea, estar dispuesta a trabajar como la que más y ser un apoyo para el resto de compañeros y compañeras.

Estas han sido unas pinceladas muy básicas sobre qué es el leninismo, entendido como un modelo organizativo. Más adelante nos adentraremos en los principios básicos de este modelo, como son la unidad de acción o el centralismo democrático; pero de momento, esperamos que este artículo sirva para tener unas ideas base que nos permitan comprender mejor la forma en que los y las comunistas nos hemos organizado a lo largo de la historia.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Leninismo. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿Y qué es eso del leninismo? Algunas ideas básicas

  1. pepe pinto dijo:

    Muy bien tío, sigue así. Te lo estás currando, camarada

  2. ElBarcoDeNoe dijo:

    Eres un gran comunicador, eso es un don….muy bien por el artículo

  3. sasha roitmann dijo:

    quiero más!! danos más de Lenin!! =)

  4. Jonathan dijo:

    Tremendo artículo, muy resumido en palabras concretas y claras.

  5. Dios…. me concidero un neofito en este ambito, pero ahora entiendo algo que siempre me intrigó el termino ” vanguardia ” siempre lo decia el Presidente Hugo chavez, pero tenia muy poca edad en esos años, pero ya entiendo, ser comunista no es ser solo alguien que use camisetas rojas, ese titulo solo te lo puede dar la gente, por eso siempre me gusto el pensamiento ” socialista ” pero no sabia nada de Lenin o Marx , excelente nota.

    Saludos desde Venezuela.

  6. Hernán Pedrozo dijo:

    Genial!!! Certero resumen..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s